¿Qué estilo quieres en tu dormitorio? Claves para elegir la mesilla adecuada


Las mesitas de noche son uno de esos complementos imprencindibles en todo dormitorio. Son elementos muy funcionales, que situamos junto al cabecero de la cama, y que sirven como soporte de una pequeña lámpara, el despertador, el móvil, las gafas o nuestra última lectura de cabecera. Pero además de elegirlas por su funcionalidad, debes tener en cuenta el gran poder decorativo de estas piezas de mobiliario.


Al seleccionar unas mesitas para tu dormitorio, suele situarse una a cada lado de la cama, has de tener en cuenta características como su altura, tamaño, material, capacidad de almacenaje y, por supuesto, su estilo. Le darás a tu dormitorio ese toque extra de relax que lo convierte en un refugio ante el estrés y la rutina del día a día.

La altura es un factor fundamental a tener en cuenta, tanto a nivel estético como funcional. Lo recomendable es que las mesitas sean del mismo nivel, o unos centímetros más altas, que la cama, para evitar esfuerzos al intentar alcanzar las cosas. Además, a nivel decorativo, crearás una simetría triangular visualmente muy agradable. Entonces, al elegirlas, tendrás que tener en cuenta la altura de la cama y el colchón, así como tus preferencias.


Otra de las características a considerar es el tamaño de las mesillas. No las querrás ni demasiado grandes, que acaparen el protagonismo de la habitación, ni demasiado pequeñas, en las que no puedas apoyar nada y acabes necesitando poner cosas en el suelo. Calcula su tamaño teniendo en cuenta las dimensiones de la habitación y las de tu cama. Si es muy grande, unas mesillas pequeñas quedarán diminutas.  

Pero, sin ninguna duda, uno de los aspectos que más tendremos en cuenta es el material de las mesillas. A nivel decorativo es fundamental, pues querremos que combine a la perfección con el resto de nuestros muebles y el estilo de la habitación. Las más habituales son de madera, pero también las puedes encontrar de metal o vidrio. Además siempre puedes jugar con el material de los tiradores. Si son de porcelana, en tu habitación se respirarán aires románticos: pero, si son metálicos, igual lo que te va es un estilo más vintage.



También el espacio de almacenamiento que proporciona la mesilla es fundamental, especialmente si tu habitación es pequeña y necesitas hueco para guardar las cosas. Una mesilla con cajones en la que guardar cosas que necesites tener cerca de la cama de una manera organizada y privada. También las puedes encontrar con puerta, una buena opción para otros objetos como calzado, artículos de aseo, libros o revistas.



Y, ¡cómo no! El estilo. Seguramente, al buscar unas mesillas para tu habitación, tengas muy claro en la cabeza el diseño que quieres, buscando un mueble de los mismos colores y material que el resto del dormitorio. Incluso su diseño será lo primero en lo que te fijes. Pero no te encasilles, aprovecha la oportunidad para darle un aire nuevo a tu habitación o mezclar diferentes tendencias creando ese estilo ecléctico tan de moda. Y, si no, siempre puedes elegir la mesita de noche que mejor se adapte a la decoración de la estancia: nórdico, vintage, industrial, clásico, moderno, etc.

¿De qué estilo son las mesillas de tu habitación? ¿Qué tuviste en cuenta al elegirlas? Comparte con nosotros tu opinión.     

Comentarios

Entradas populares de este blog

Grandes cuadros para el cabecero

7 dormitorios de inspiración nórdica

5 mesillas para cambiar tu dormitorio