El antes y después de un mini vestidor

Seguro que si preguntamos en Facebook muchos diréis que lo que más os gustaría tener en vuestro dormitorio es un vestidor. Casi siempre pensamos en espacios muy amplios, iluminados con grandes ventanas, espejos e incluso una butaca. 

Hoy os vamos a demostrar que en un espacio muy pequeño podemos hacer un vestidor práctico y con una gran capacidad de almacenaje. Como vemos se trata de un espacio abuhardillado con bastante luz. 



En la transformación vemos como se ha optado por colores más femeninos y por baldas para tener toda la ropa a simple vista. Sin lugar a dudas, una opción mejor que cualquier armario


Se ha puesto un taburete que ocupa poco espacio para poder apoyarnos, así que como algunos detalles decorativos como flores, joyeros... La idea es dar un toque acogedor y muy femenino a este pequeño espacio. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

Grandes cuadros para el cabecero

5 mesillas para cambiar tu dormitorio

7 dormitorios de inspiración nórdica